Cirugía de Retina (Vitrectomía) en CSB



Cirugía de retina


¿Qué es la vitrectomía?

La vitrectomía es una cirugía ocular que se utiliza para extraer el vítreo (un gel que rellena la cavidad ocular).

Este procedimiento también se realiza, aún estando el vítreo en buenas condiciones, cuando se requiere extraerlo para trabajar directamente sobre la retina.

Esta cirugía ha permitido que muchos pacientes que hace algunos años perdían irremediablemente la visión, puedan mantenerla o recuperarla a niveles muy satisfactorios.

¿Cuándo se realiza?

Hay varias enfermedades oculares, principalmente de retina, que requieren una vitrectomía entre ellas se encuentran:

  • Retinopatía diabética
  • Desprendimiento de retina
  • Heridas oculares o traumatismos, enfermedades de la mácula, agujeros maculares o degeneraciones maculares con neovasos
  • Problemas secundarios o inflamaciones del ojo
  • Patologías relacionadas con la alta miopía
  • Ocasionalmente, después de operaciones de cataratas donde han existido complicaciones
  • En el caso de la uveítis, la vitrectomía se indica principalmente para tratar complicaciones derivadas de la enfermedad

¿Cómo se realiza?

Este procedimiento se lleva a cabo con delicados instrumentos, que son introducidos dentro del globo ocular a través de pequeñas incisiones en su pared externa (esclera).

Algunos de los instrumentos que se utilizan son: Una luz de fibra óptica para iluminar la retina también conocido como endoiluminador, una cánula de irrigación que mantiene la presión intraocular, y un instrumento que corta y extrae el vítreo llamado vitrector posterior. También se utilizan tijeras, pinzas y multitud de otros instrumentos seleccionados para cada caso.

Cirugía de retina

La intervención se realiza con anestesia local y dura en promedio entre una y dos horas, dependiendo de la patología del ojo.

Durante la cirugía, el ojo puede recibir una inyección de gas o una mezcla de aire con gas que tiene la función de reparar el desprendimiento de retina, cerrar un agujero macular o solucionar otras alteraciones anatómicas mediante el uso de liquidos pesados ó aceite de silicón aplicados de manera transoperatoria

En ocasiones, el oftalmólogo deberá reparar otros tejidos y realizar otros procedimientos paralelos, como por ejemplo quitar una catarata.

Cirugía de retina
Cirugía de retina


Tecnología para Retina disponible en CSB



Miopia


¿Cuáles son los riesgos?

Los riesgos de una vitrectomía son menores que los beneficios que se esperan para mejorar la visión después de la intervención.

Algunos de los posibles riesgos son sangrado postoperatorio, desprendimiento de retina, aumento de la presión ocular en el postoperatorio, catarata o infección.

¿Cómo es la recuperación?

Tras la cirugía normalmente se retira el parche de oclusión al cabo de pocas horas. El paciente puede presentar algún dolor ocular, aunque sólo deberá tratarse con gotas y pomada para aliviar los síntomas y la inflamación intraocular.

En general, la persona postoperada puede hacer una vida normal, salvo en el caso en que se le haya introducido gas en el ojo durante la operación, normalmente se indica al paciente dormir en una posición especifica por una semanas mientras el gas hace su efecto.

El gas es absorbido por el ojo lentamente, en un período de tiempo que puede durar varias semanas dependiendo del tipo de gas que se utilice.

Cuando el ojo está lleno de gas, la visión es muy pobre. A medida que éste disminuye, se van creando diferentes efectos visuales molestos que acaban desapareciendo completamente.

Mientras el gas no se disuelva, el paciente no debería viajar en avión o acceder a alturas superiores a 800 a 1000 metros de forma rápida.


Volver a tratamientos