Cirugía Oculoplástica (Blefaroplastia) en CSB



Blefaroplastia

¿Qué es la Blefaroplastia?

La blefaroplastia, o más conocida como cirugía de párpados, es una técnica quirúrgica de que consiste en corregir el exceso de grasa, piel y músculos de los párpados superiores e inferiores. Unas características que dan una apariencia de envejecimiento y cansancio e incluso pueden llegar a afectar a la visión.

La cirugía de blefaroplastia no corrige arrugas u otros síntomas causados por el paso de los años.

¿Quién es candidato ideal para una blefaroplastia?

La cirugía de párpados o blefaroplastia está orientada a aquellos pacientes que buscan mejorar, no cambiar drásticamente, su aspecto facial y apariencia ya sea por motivos estéticos o funcionales. Los pacientes que se someten a esta intervención suelen tener más de 40 años de edad. Puede haber excepciones en aquellos pacientes más jóvenes que por genética familiar estén más predispuestos a tener bolsas palpebrales.

Si el paciente padece de tiroides, ojo seco, hipertensión arterial, enfermedades cardiovasculares, glaucoma o diabetes, debe consultar con su oftalmólogo la viabilidad de realizar una blefaroplastia pues tales condiciones médicas podrían suponer alguna complicación.

¿Cómo es la operación de párpados?

La operación de párpados o blefaroplastia tiene una duración aproximada de una hora. En el caso de operar los cuatro párpados, el cirujano oculoplástico siempre empezará por los superiores realizando una incisión a fin de extirpar el exceso de piel y tensar el músculo orbicular.

Cuando existe excesiva laxitud en los parpados inferiores la incisión suele ser por debajo de las pestañas con suturas muy finas que cicatrizan sin problema y son prácticamente invisibles a los tres meses tras la intervención. Además de remover grasa y a veces piel, se recoloca el parpado inferior para disminuir la laxitud del parpado.

Blefaroplastia

¿Como es el Postoperatorio de una Blefaroplastia?

Su oftalmólogo le indicará la medicación apropiada para aliviar los primeros síntomas de dolor que pudieran aparecer. Dependiendo de las preferencias de cada cirujano es posible que las primeras 24 horas se le indique una oclusión compresiva de ambos ojos.

Se suele aplicar una pomada oftálmica y unos apósitos con suero fisiológico frío para reducir las molestias y la inflamación.

Los principales síntomas tras la operación de párpados suele ser el lagrimeo excesivo, la hipersensibilidad a la luz y algún cambio en la agudeza visual que remite en varios días.

El paciente puede volver a hacer vida normal en 2-3 días. No obstante, hasta dos meses transcurridos tras la operación deberá proteger su rostro con gafas de sol grandes, así como usar un fotoprotector de factor elevado.

Además, se recomienda diez días sin usar maquillaje tras la cirugía. La blefaroplastia es un tipo de cirugía cuyos resultados son duraderos y se mantienen durante años.



Volver a tratamientos